Yo me fui de España porque nunca tomé al español como un ser romántico, un alma utópica e idealista lo suficiente como para hacer algo así.Y es que hace poco estaba caminando con una amiga por Cartagena de Indias (Colombia) cuando nos encontramos con unos amigos suyos cartageneros. Tras las palabras previas de bienvenida me preguntan de dónde soy. Al responder que soy de España me preguntan por mi opinión sobre los acampados en la plaza principal de Madrid. Mi silencio y mi cara de confusion le permiten empezar la cronología de los hechos más relevantes de los últimos dias en la política española. Y los cuenta con emoción y pasión y vuelve a preguntarme si de verdad no sabía nada de ello. Le oigo hablar de mi pais con orgullo, con envidia sana, con rostros iluminados y miradas encendidas (recuerden que éramos colonizadores y ahora somos turistas). Por primera vez me siento orgulloso de ser español y no por haber ganado la copa del mundo de fútbol. Y es que, Señor Rodriguez Zapatero, la copa no iba a acabar con la crisis, como usted vaticinó en sus muchas especulaciones esotéricas sobre el futuro de España.
La información que me llega es a través de los periódicos digitales y hay dos aspectos que me llaman mucho la atención. Uno es que buscan titulares desesperadamente, buscan la negrita y la cursiva mientras especulan cual puede ser la lista de objetivos y fines de la movilización, buscan la violencia y la sangre para desentrañarla en sus inmejorables crónicas. Pero no pueden, pues este movimiento les resulta tan amorfo, tan extraño, tan falto de consistencia objetiva que no saben como atacarlo. Y se muestran perplejos. Y confundidos. Como los políticos.
El segundo aspecto que me llama la atención es que con esta movilización han conseguido ahorrarnos la telenovela barata preelectoral entre PP y PSOE, luchando cada día por acaparar las portadas nacionales. Abrir el periódico y ver al pueblo, el pueblo en cólera y en portada, ver a la verdadera democracia y no sus falsos representantes. Paradójicamente, ahora es cuando los medios de comunicación nos están brindando sus portadas más interesantes.
Para mí, estas elecciones no significaban nada, iban a ser una de tantas otras que no iba a seguir de cerca, de hecho, ni me he esforzado en averiguar cómo hacer para votar a distancia. Y ahora, al ver todo este revuelo lamento no haber hecho ese esfuerzo democático para ejercer el mismo voto que llevo usando desde que cumpli la mayoria de edad: el voto en blanco.
Sólo espero que todo esto no acabe tras el domingo. El 22M solo fue la excusa, el escenario mediático. Ahora se trata de una labor menos ruidosa, una labor de hormigas y no de elefantes. Es decir: ahora no vale con el grito desenfadado de acusacion al otro, sino que debe llegar un periodo de autoreflexión, de reconocer errores, de ver cómo y cuándo se ha permitido llegar a esta situación y ahi elaborar las mejoras oportunas. Se trata de crear un sentimiento más comunitario en una sociedad que no sabe donde reflejarse. Dias antes de la manifestación le conté a un amigo de Madrid que pensaba en volver a España, y le empecé a exponer mis motivos, pero no me dejó terminar. No Luis, aquí no ocurre nada, todo sigue igual…Yo quedé en silencio. Sabía lo que me quería decir, porque lo hemos comentado miles de veces. Ahora tengo la esperanza de que no sea así. De hecho siento envidia por los que están allá, viviendo algo único y participando de un momento para la posteridad de la historia de ese país.
Y ahora si, compañeros cineastas, animaros a hablar sobre esto, busquen a las personas tras las palabras, den con la humanidad que un periódico jamas conseguirá contar a gente que como yo no estamos ahí para vivirlo. Retraten, interpreten, dejen testimonio de este momento para el futuro, pero uno tan cercano como el lunes después a las elecciones. Que no decaiga.
¡MIREN LOS INDIGNADOS!

Un comentario en “Cumbia de los indignados

  1. Yo te mandé un link para que supieras de este movimiento. ¡Sabía que no podías perdértelo! En facebook he puesto varios comentarios, fotos y links.Ha sido algo realmente franco, honrado emocionante. Pero lo mejor es que sigue. Te mantendré informado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s