//

LONDRINA, y su Geografía del Tiempo

En Londrina resulta incalculable preguntar por una dirección. Aquel que llegue por primera vez a la ciudad debe saber que los Londrinos pasan verdaderas dificultades para orientar a los perdidos. Cuando se les pregunta por el camino hacia algún punto de su ciudad se puede ver el desconcierto y padecimiento de quien debe usar un nuevo idioma. Y es que para los Londrinos apenas existen vocablos relacionados con la medición del espacio. Su mente se vuelve confusa y desorientada y no sería de extrañar que se enfadaran con usted.

No. Los habitantes de Londrina no usan el espacio como guía, sino el tiempo. No vale entonces preguntar dónde se encuentra cierto lugar, sino que se ha de preguntar cuánto se tarda en llegar a cierto lugar. Gracias a ello han sabido desarrollar una consistente geografía del tiempo que han aplicado con lógica exacta a su ciudad. Siguiendo la forma de un reloj, la ciudad se desarrolla en círculos concéntricos ordenados sobre una jerarquía socioeconómica. Así, aquellos Londrinos que disfrutan de una privilegiada posición social ocupan el núcleo o primer círculo urbanístico. También conocido como “centro”, desde este primer círculo emana el tiempo para el resto de Londrinos. Aquí los habitantes se caracterizan por su puntualidad, pues, según reconocen, el tiempo está de su lado. Su aspecto joven y cuidado, contrasta con aquel de los habitantes del resto de círculos, especialmente los situados más lejos del centro, visiblemente maltratados por el tiempo. A partir del centro o primer círculo se desarrollan hasta siete círculos concéntricos, y cada uno añade una hora más de retraso con respecto al centro. Así por tanto, un habitante del séptimo círculo concéntrico vivirá con siete horas de retraso. Estos habitantes nunca conseguirán llegar a tiempo a alguna de sus citas y vivirán con una constante angustia al saber que el tiempo se les escapa de las manos sin poder remediarlo.

Si usted llega por primera vez a Londrina y pregunta por algún lugar, lo único que podrán indicarle es a cuantas horas está de donde se encuentra. Si usted está en el centro y le indican que se encuentra a 5 horas de su destino, sabrá que debe dirigirse al círculo 5 y que tardará cinco horas en llegar. Lo cual seguramente será una pérdida de tiempo. Si en cambio se encuentra en el círculo 5 y quiere ir al centro, le indicarán que está a 5 horas de retraso de su destino. A lo que le recomendarán que se dé prisa si desea llegar puntual.

Las vacaciones en Londrina podrán parecerle terminantemente largas. O inalterablemente reducidas. Se preguntará si durarán mucho más a la vez que se preguntará cómo hacer para que duren de por vida. Disfrutará tanto de momentos muertos como de días estresantes, sentirá una melancolía histórica y vivirá alegrías irrepetibles. Le parecerá que partió hace semanas y no días y se preguntará si en vez de viajar por la geografía, ha viajado por el tiempo. Todo dependerá de dónde se encuentre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s