Guía de Viajes a Ninguna: Londrina y la Geografía del Tiempo

En Londrina resulta incalculable preguntar por una dirección. Aquel que llegue por primera vez a la ciudad debe saber que los Londrinos pasan verdaderas dificultades para orientar a los perdidos. Cuando se les pregunta por el camino hacia algún punto de su ciudad se puede ver el desconcierto y padecimiento de quien debe usar un nuevo idioma. Y es que para los Londrinos apenas existen vocablos relacionados con la medición del espacio. Su mente se vuelve confusa y desorientada y no sería de extrañar que se enfadaran con usted.

Seguir leyendo “Guía de Viajes a Ninguna: Londrina y la Geografía del Tiempo”

Anuncios

Extraño es querer seguir haciéndolo.

“Yo tengo un trabajo que implica 12 horas al día, y aun así quiero seguir contando historias. Escribir te provoca estrés, no duermes, te obsesionas, pero es lo que te hace feliz. Y no escribes por dinero ni por fama…Escribes para no estar triste”.

– Babelia, 18.02.2012

Cumbia de los indignados

5833552242_9b41b73397
Yo me fui de España porque nunca tomé al español como un ser romántico, un alma utópica e idealista lo suficiente como para hacer algo así. Y es que hace poco estaba caminando con una amiga por Cartagena de Indias (Colombia) cuando nos encontramos con unos amigos suyos cartageneros. Tras las palabras previas de bienvenida me preguntan de dónde soy. Al responder que soy de España me preguntan por mi opinión sobre los acampados en la plaza principal de Madrid.

Seguir leyendo “Cumbia de los indignados”

Domingo de Abril en San Agustín, Colombia.

Buen día para ir al mercado a almorzar. Repito con la misma señora donde ya fui hace un par de días, Doña Ana y su hija Liliana. Entonces me prometieron una buena cantidad de carne después de la desilusionante gallina campera de la otra vez. Gallina anoréxica, les bromeo. Madre e hija ríen sincronizadas, aquí nunca se molestan, ríen por todo.

Seguir leyendo “Domingo de Abril en San Agustín, Colombia.”